Identificación inspección trazabilidad

La cuarta revolución industrial exige recibir datos de todos los procesos

La transformación experimentada en los procesos de producción va más allá de la suma de múltiples avances tecnológicos. Estamos en el inicio de una nueva revolución industrial donde, de forma progresiva y acelerada, se abre paso el concepto de fábrica inteligente. Con este planteamiento aparecen nuevas necesidades, entre las cuales la trazabilidad cumple un papel fundamental.

Trazabilidad

Contamos con dispositivos adaptados a procedimientos básicos para la fabricación industrial, la producción alimentaria, el transporte y la logística, sin olvidar la venta al por menor y el cuidado de la salud que demandan de forma creciente estas tecnologías. Los productos de la firma Datalogic fundada en 1972, con sede principal en Bolonia (Italia), y de la que somos socios, cubren buena parte de estas exigencias del mercado. Un catálogo completo de lectores de códigos de barras, portátiles y sensores de todo tipo. También cabe mencionar a los avanzados sistemas de visión artificial y de marcado por láser.

Los procesos de fabricación y distribución requieren de sistemas integrados para funciones que son esenciales en muchos sectores. El control de fechas de caducidad por lotes, evitar la distribución por líneas comerciales no autorizadas y atajar la falsificación de productos son algunos de estos cometidos. Se añaden a este conjunto tan diverso el reconocimiento óptico de caracteres (OCR) presentes en multitud de actividades productivas donde hay que introducir datos.

Trazabilidad

La enorme cantidad de información que puede generar una actividad industrial cierra las puertas a opciones alternativas que no contemplen la automatización. La organización productiva establece vínculos estrechos entre datos, funciones y servicios. De la fluidez y rapidez con la que se haga una buena transferencia dependen los resultados que agraden a los clientes. Es la garantía, en definitiva, de un buen desempeño en servicios y de integridad en productos.

Si internet ha supuesto una revolución para las tecnologías de las comunicaciones y la información ha sido gracias a la implementación de protocolos fiables, rápidos y seguros. En los procesos industriales se da una correspondencia parecida con el Ethernet Industrial (IE). Este protocolo permite la comunicación entre sensores y máquinas en tiempo real. Forman un pilar básico de la automatización y los controles de procesos. Utilizando un símil podemos decir que es la tecnología que permite la comunicación entre las máquinas que están coordinadas en una misma actividad productiva.

En este apartado del Ethernet Industrial (IE) no solo se contemplan los aspectos más abstractos de los procesos industriales. Al contrario, deben atender con garantías a las condiciones especiales de temperatura, vibración, humedad y acústicos que se generan en una planta de producción. Las funciones deben ser cumplidas con plenas garantías en condiciones adversas. Desde luego son distintas que para dispositivos del mismo tipo pero en entornos menos exigentes para producir.

Los controladores lógicos programables son el equivalente en medio de automatización industrial a lo que hace una CPU (unidad central de procesamiento) en el hardware de un sistema informático. Poseen potentes funciones de comunicación donde se integran y procesan los datos que llegan del entorno y los proporcionados por el programador. El grado de sofisticación va a la par que en otras tecnologías de corte similar. En cada unidad productiva debe existir un controlador capaz de llevar a cabo la función directora para la que está diseñado todo el sistema.

En la capa superior tenemos el nivel de planificación de recursos empresariales (ERP). Es el corazón informático de todo el sistema productivo. En él se almacenan, clasifican y coordinan todas las actividades de la planta y los datos esenciales de cualquier proceso pueden ser monitorizados, examinados o procesados para otros fines.

Trazabilidad

Una tecnología también muy relacionada con nuestra actividad es la identificación por radiofrecuencia o RFID. Es un paso necesario para la identificación de objetos cuando los lectores de códigos de barras no pueden cumplir su función. Esto puede suceder por la dificultad de visión entre el código y el lector. La incorporación de chips de silicio y los sistemas de respuesta a una señal de radiofrecuencia ha multiplicado sus usos y utilidades. Es un recurso indispensable para muchos procesos industriales y de gestión comercial.

Somos una empresa de asesoría técnica industrial que cuenta con una amplia experiencia en automatización de procesos en entornos industriales. El conjunto de conocimientos, suministros y técnicas agrupadas bajo el epígrafe de trazabilidad es un eje fundamental de esta actividad. En el desarrollo de nuevos proyectos hacemos especial hincapié en acompañar las capacidades productivas de las infraestructuras con una inteligente toma de datos.

Estos datos suponen una fuente de gran valor informativo para innovar y ampliar los objetivos previamente establecidos. Al mismo tiempo favorecen la implementación de planes para el ahorro de energía, y la seguridad de bienes y personas. Vamos hacia una integración cada vez mayor entre procesos, productos y datos. La economía y los avances que veremos en los próximos años se apoyan en esta orientación de fines y medios.

Separator

Trabajamos con las mejores marcas

phoenix-contact
testo
Datalogic
Harting
Beckhoff
emotron
Burkert
aignep

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? "Más información" "Aceptar"